Signos más celosos del zodiaco

Resulta sorprendente ver cómo determinadas personas están plenamente seguras de su pareja y confían en ella de forma cabal, mientras que otras se encuentran permanentemente a la defensiva porque creen que le quieren quitar a quien más aman. Estos patrones de comportamiento no dependen de la actitud de las parejas que estas personas tienen a su lado, sino de su propio signo del zodiaco. Existen tres clases de signos en este aspecto:

  1. Los que eligen a parejas que saben que siempre les serán fieles
  2. Los que se sienten seguros de sí mismos independientemente de con quién estén
  3. Los que sienten celos hasta del aire que roza el rostro de su pareja.

Hoy te invitamos a conocer al tercer grupo: a los más celosos y posesivos del zodiaco.

Los signos que sienten celos de todo el mundo

Tauro: si bien este signo pertenece al primer grupo, es decir al que elige parejas fieles, no se siente nada cómodo cuando un tercero posa los ojos sobre su hombre o sobre su chica. Tauro confía en su pareja, pero quiere resguardarla de las miradas indiscretas. Esto lo lleva a insistir para que su acompañante no se vista de manera provocativa, que muestre austeridad con el maquillaje y que limite sus conversaciones con otras personas a monólogos.

Leo: Leo es la gran paradoja del zodiaco en este aspecto, ya que él exige fidelidad total, pero no se compromete a darla en la misma medida. Es su egocentrismo el que lo lleva a creer merecer algo que no está dispuesto a garantizar. Por lo tanto, tenemos a un nativo alerta ante posibles amenazas a su territorio. Mantiene bien al margen a quienes desean acercarse a su pareja.

Libra: es la famosa inseguridad de Libra la que lo lleva a creer que merece ser abandonado. Cuando un nativo de este signo experimenta la combinación de falta de seguridad con una baja autoestima, el resultado es pensar que toda persona que está a su lado le está haciendo un gran favor. Por ello se muestra alerta a posibles cambios en su pareja que evidencien la existencia de una tercera persona.

Escorpio: el caso con Escorpio es que confunde el amor con posesión. Cuando una persona le da carta libre para que la ame, Escorpio pasa a considerarla de su propiedad. Por lo tanto, intenta saber en dónde se encuentra a cada hora, qué hace, con quién habla y por qué habla más de la cuenta con determinada persona. Si este nativo no cambia su actitud, termina perdiendo un sinfín de parejas a lo largo de su vida.

Capricornio: no demostrarlo no significa no serlo; Capricornio se reserva sus celos porque no le gusta hacer escenas ni exponer sus sentimientos. Sin embargo, en el fondo de su ser siente temor de ser reemplazado cuando su pareja muestra un interés, aunque sea velado, en otra persona.

FacebookTwitterWhatsApp