Conoce cuál es tu signo pesadilla

Resulta muy importante hablar de compatibilidad entre los signos del zodiaco. Sin embargo, no podemos olvidarnos que existe la otra cara de dicha compatibilidad: los signos que son mutua pesadilla.

Hoy exploraremos en el lado oscuro de las relaciones entre los signos y te mostraremos qué duplas son las que jamás deberían convivir bajo un mismo techo. Aspirar a una vida feliz y en armonía es posible, solo hace falta mantenerse alejados de quienes no nos hacen nada bien.

Signos del zodiaco que jamás deberían juntarse

  • Aries-Capricornio: cada vez que Aries quiera despegar y lanzarse a un emprendimiento sin bases sólidas, la estabilidad de Capricornio sufrirá serios embates. Este último intentara refrenar lo irrefrenable y algo se romperá para siempre.

 

  • Tauro – Acuario: mientras que el toro necesita de la estabilidad, de la rutina y de la seguridad, el aguador no puede respirar si sabe que se encasillará en una eterna repetición. Esta será una guerra entre el conservadurismo y la transgresión.

 

  • Géminis – Virgo: un desastre mundial podría suceder cuando el mundo perfecto de Virgo se vea sacudido por el desorden y el caos de Géminis. Ni hablar podríamos de un proyecto de vida juntos. Virgo busca la estabilidad y es totalmente realista, al tiempo que Géminis se vuelca por el cambio y fantasear es parte de su vida cotidiana.

 

  • Cáncer – Sagitario: una devastación sin límites es la que puede generarse en el corazón del tierno cangrejo cuando se dé cuenta de que su pareja no está lo suficientemente comprometida. En ámbitos que no incluyan lo amoroso, esta dupla no encuentra la forma de lograr una armonía. Cáncer es dedicado, disciplinado y tiene una fuerte empatía por los demás. En cambio, Sagitario es espontáneo y tiende a pensar en su propio beneficio.

 

  • Leo – Piscis: la intimidad y vulnerabilidad del pez se ven violentadas ante la presencia de un signo tan avasallante como es Leo. Por su parte, el león siente que Piscis no le responde con la presteza y la eficiencia que busca en todos los órdenes de la vida. Esto lo lleva a perder la paciencia y a tratar a Piscis de una forma un tanto injusta.

 

  • Libra – Escorpio: la superficialidad de Libra es un duro golpe para un signo que siempre busca ir a lo más profundo de la verdad. Mientras el hijo de la balanza dedica su día a soñar y a construir escenarios imaginarios, Escorpio se convierte en un transeúnte de la más concreta realidad. Ambos universos chocan y se genera una brecha imposible de subsanar. Por otra parte, para un ser tan conciliador y libre de sentimientos negativos como Libra, es incomprensible el deseo de venganza que nace en un escorpión herido. Libra sentirá que su propia integridad corre peligro.

 

FacebookTwitterWhatsApp