Bases para ser un buen tarotista

Si te has decidido por esta fantástica profesión, es importante que tengas en cuenta que hay mucho que debes aprender y dominar para llegar a ser un buen profesional. Por más que estemos manejando energía y que casi todo lo que tengamos para ofrecer sea intangible, es imperante que sigas todos los pasos y consejos para brindar el mejor de los servicios. A continuación, te contamos todos los secretos del buen tarotista.

Consejos a seguir para convertirte en el mejor tarotista

  • Tener tu propio mazo de Tarot: el mazo de cartas con el que lees el Tarot a tus clientes tiene que ser de tu propiedad. Si pides uno prestado, ya contará con la energía de tu colega y la precisión de los mensajes no será la misma.

 

  • Conocer la simbología y el significado de cada carta: el Tarot encierra una simbología universal que debe ser conocida por ti. Esta abarca colores, lado izquierdo y derecho del cuerpo, parte superior e inferior de la carta, entre muchos otros factores. El estudio de estos símbolos es tan importante como adquirir conocimientos del significado de cada arcano. Además, cada carta cuenta con diferentes significados, los cuales dependen del área a la que esté enfocada: amor, dinero, salud, trabajo, familia, personalidad, entre otras.

 

  • Contar con varias opciones en barajas: si bien tendrás tu baraja favorita, que generalmente es aquella con la que has aprendido, no dejes de tener otros mazos, tales como el Tarot Gitano, El Tarot Egipcio, El Tarot de los Vampiros, entre muchas otras variaciones, ya que agradecerás poder recurrir a ellos cuando tu Tarot de siempre no esté siendo demasiado claro en sus mensajes.

 

  • Tener tu consultorio de Tarot: es verdad que puedes ir a domicilio y hacer una consulta en la casa del cliente, lo cual le suma un punto a favor a tu servicio, pero no puedes dejar de tener tu propio consultorio. No es necesario que comiences gastando dinero en un alquiler, puesto que una habitación o un simple rincón en tu casa es más que suficiente. Lo importante es que sea un lugar dedicado a la lectura de las cartas.

 

  • Orden y limpieza: siempre es recomendable que toda la casa esté en perfectas condiciones de orden y limpieza, pero a veces no es posible si es que se vive con otras personas cuyos hábitos difieren de los que se necesitan en el consultorio de Tarot. En este caso, será suficiente con que tu área esté impecable. También la puedes apartar mediante un biombo o cortinas.

 

  • Tomarte tu tiempo para hablar con el cliente: la tosquedad y el apuro son incompatibles con esta profesión. Ten siempre presente que estás trabajando con personas que no están delante de ti celebrando algo, sino que hay una situación que las tiene muy angustiadas y hasta capaz que les ha robado unas cuantas horas de sueño. Por lo tanto, lo que necesitan es un pequeño desahogo antes de comenzar con la consulta. Además, esta charla breve será tu plataforma de partida para saber hacia dónde dirigir tu consulta.

 

  • Decir toda la verdad: hay verdades que no quieren ser oídas pero que son la base del trabajo de un buen tarotista. Si ves algo negativo, abrumador o devastador, tu tarea será comunicárselo al consultante.

 

  • Ser diplomático: ser sincero no necesariamente va de la mano con ser grosero o falto de tacto. Las noticias como divorcios, separaciones o fallecimientos, requieren de toda tu empatía para ser comunicadas.

FacebookTwitterWhatsApp