Cómo es la mujer Aries

La mujer del primer signo del zodiaco tiene una personalidad avasallante, sabe lo que quiere y está dispuesta a todo para lograrlo.

Es una mujer que no puede desprenderse de sus tintes de inmadurez a pesar de seguir cumpliendo años. Hay en ella una inmadurez que la hace parecer una niña durante toda la vida. Sin embargo, es una mujer que sabe usar la seducción como una experta.

Adéntrate en el mundo de las mujeres de Aries.

Cómo es la personalidad de la mujer de Aries

Emprendedora: se embarca en proyectos de toda índole, incluso en aquellos de naturaleza dudosa. Ella tiene la capacidad de convertir en oro todo lo que toca.

Arriesgada: no tiene reparos en asumir riesgos si es que hay un sueño involucrado. Nunca se queda con la duda de saber cómo hubiera resultado su vida si se hubiera animado a ir a más; ella siempre va por más.

Aventurera: no es una mujer de sillón, sino una de montañas o de alas delta. Aries es un signo que moldea a mujeres que salen al mundo a buscar su propia vida; nunca se conforma con lo que les toca en la rueda de la fortuna.

Egocéntrica: tienen la particularidad de creer que todo gira en torno a ellas. Pero son tan encantadoras que no hay quien no les perdone este desliz de su personalidad.

Cómo es la mujer de Aries en el amor

  • Fogosa: es apasionada e intensa. Demanda mucha atención en el área de la intimidad, lo que le da su fama de insaciable.

 

  • Inestable: le cuesta formar una pareja estable, ya que es una gran exploradora que se aburre cuando consigue aquello que buscaba.

 

  • Seductora: le gusta seducir y hasta es capaz de convertir a esta actividad en toda una destreza. Es una profesional en el uso de sus encantos, pero el problema es que lo convierte en un acto compulsivo y los sentimientos suelen quedar por fuera.

 

  • Dominante: ella es la que pone las reglas del juego. Su adaptabilidad es mínima, casi inexistente, pero su magnetismo lleva a cualquier hombre a adaptarse a su forma de vivir.

Cómo es la mujer de Aries en el trabajo

Innovadora: siempre está dispuesta a traer una propuesta innovadora al lugar de trabajo. No es amiga de la reiteración ni de la costumbre.

Sorprendente: su principal talento se basa en sorprender a sus colegas y superiores con ideas de vanguardia y aportes inesperados.

Creativa: encuentra formas muy divertidas de llevar a cabo tareas rutinarias. Con ella nada se repite ni ningún colega se aburre. Es capaz de transformar lo cotidiano en extraordinario. Su gran problema es que resulta muy creativa para irse a buscar un destino mejor y dejar atrás a su viejo equipo de colegas.

FacebookTwitterWhatsApp