Cómo reconocer a un Virgo

¿Te gustaría sorprender a la persona con la que te encuentras hablando al adivinar de improviso su signo? O tal vez tu estilo sea detectarlo y guardarte esa información para ti y así poder enorgullecerte de tus precisos y certeros conocimientos de astrología al confirmarlo de boca de tu propio interlocutor. Sea cual sea el comportamiento que te caracteriza, si la persona que tienes delante es del signo Virgo, podrás hacerlo con mucha mayor facilidad si prestas atención a los rasgos que definen al signo y de los cuales te damos cuenta a continuación.

Rasgos característicos del signo Virgo

Pulcritud: lo primero que te dará la pauta de que estás frente a un nativo de Virgo es su estado impecable. Fíjate en sus uñas, estarán recortadas, limpias y, en el caso de las mujeres, cubiertas por un sutil brillo inmaculado. Su cabello conservará la impronta que se tiene al salir del salón de belleza y su ropa, aunque esté gastada y tenga años, no acusará la presencia de haber recibido mancha alguna.

Aire pensativo: Virgo es el hijo de Mercurio, dios del pensamiento, de la razón y de la lógica. Por lo tanto, resuelve problemas de forma constante en su mente. Obsérvalo, si su expresión denota un pensamiento profundo, si te da la sensación de que está calculando su presupuesto mensual o si estimas que se encuentra ensayando un diálogo que está a punto de mantener con alguien, definitivamente es un Virgo.

Paga con el importe justo: presta mucha atención al momento en el que tiene que pagar algo; a diferencia de la mayoría de las personas, no solo pagará con el importe justo para así evitarse recibir el cambio, sino que subirá al transporte público con el dinero en la mano. La practicidad es la base sobre la cual actúa nativo tan meticuloso. Toma las acciones necesarias para no perder el tiempo ni hacérselo perder a los demás.

Se queda trabajando horas extra: si ese nuevo colega que empezó a trabajar en la oficina se queda trabajando horas extra sin que nadie se lo pida, no dudes que es un Virgo alivianándose el trabajo del día siguiente. Al ser un signo que se proyecta a futuro, tomará las medidas necesarias para que el mañana le resulte más llevadero que el hoy.

Mirada apacible: presta mucha atención a su mirada; por más que se encuentre resolviendo un serio conflicto, esta transmitirá paz y tranquilidad, ya que es así como Virgo apela a encontrar las soluciones a sus problemas.

Look naif: además de ser una persona pulcra, su look y su atuendo están perfectamente pensados para pasar desapercibido. Solo tú, en tu afán de descubrirlo entre la multitud, lo notarás gracias a que, precisamente, no desea ser notado. Se cubre en colores pastel y sus prendas no son ni demasiado ajustadas ni mucho menos le confieren ese estilo de «bolsa de papas» que llama más la atención que lo excesivamente provocativo.

Te mirará con desconfianza: si aún tienes dudas de estar frente a un representante de Virgo, haz la siguiente prueba: dile una verdad que resulte extraña. Mientras que otros signos tenderán a sorpenderse pero a creerte, Virgo será testigo de cómo sus alertas se activas y tú recibirás su clásica mirada de desconfianza.

FacebookTwitterWhatsApp