Diferencias entre la magia negra y la magia blanca

Magia negra vs magia blanca – todo está en la intención

Si bien existen divisiones en la magia, tales como la magia blanca, roja y negra, lo cierto es que la magia es una sola y su categorización depende de la intención con la que la llevemos a cabo. ¿Por qué decimos que hay una sola magia? Por la simple razón de que la magia tiene una única definición y esta dice que se trata de la manipulación de los elementos de la naturaleza para lograr un beneficio, el cual puede ser propio o dirigido a otra persona.

Sin embargo, existen diversas intenciones con las cuales realizamos magia, y de este propósito es que surge el color que se le suele asignar. Cuando se trata de hacer el bien, es blanca; si es con propósitos sexuales, es roja; mientras que si es realizada con fines destructivos, es negra.

La magia blanca se enfoca en la construcción y en el beneficio de quien la realiza o de alguien a quien el hechicero desee obsequiarle un beneficio. En cambio, la magia negra no se enfoca en beneficio alguno, sino en hacer la vida del destinatario lo más miserable posible.

Veamos a continuación en qué se puede usar la magia negra y la magia blanca de forma concreta.

Usos de la magia negra

  • Separaciones: se trata de separar a una pareja para que nunca más vuelva a juntarse. Sus hechizos actúan sobre la ira, por lo que la pareja en cuestión comienza a mostrarse más irascible y sus discusiones pueden llegar a hacerse intolerables para ambos. Conforme pasa el tiempo, uno o ambos miembros pierden el interés en la relación.

 

  • Desgracia: hay veces que la maldad de la gente no tiene límites y lo que desea es que la desgracia caiga sobre la persona que ha convertido en su víctima y sobre su hogar. Son hechizos generales, ya que deben abarcar todos los aspectos de la vida del destinatario de la magia, incluso su seguridad cuando camina por la calle.  

 

  • Cierre de caminos: su efecto consiste en cortar todo lo bueno que llegue a la vida de la víctima de los hechizos. Por lo tanto, la persona experimentará una disminución de las oportunidades habituales que llegaban a su vida y su salud también se verá perjudicada.

 

  • Muerte: por último, la magia negra puede ser utilizada para provocar la muerte de la persona a la que se le desea hacer mal.

Usos de la magia blanca

  • Sanación: tanto física, psíquica como espiritual, la sanación es uno de los propósitos de la magia blanca. En este caso, se cierran viejas heridas y se logra que las más nuevas cicatricen lo antes posible.

 

  • Belleza: puede parecer trivial, pero sentirse y verse hermoso es de vital importancia para muchas personas, en especial para aquellas que crecieron bajo el concepto de que la belleza abre puertas. Por ello, hay hechizos específicos que embellecen el cuerpo y el rostro del beneficiario.

 

  • Enamoramiento: la magia blanca es un disparador del amor. No podemos decir que genera este sentimiento, ya que el amor es algo tan profundo que no hay magia que pueda generarlo. No obstante, se puede encender la chispa inicial para que una persona que no se había enterado de la existencia de otra, comience a mirarla con los ojos del interés y la pasión.

 

  • Apertura de caminos: cuando se necesita mejorar la vida a nivel general, los hechizos de apertura de caminos nos hacen prosperar a nivel económico, nos facilitan la obtención de un empleo, nos abren al amor y mejoran nuestra salud.

FacebookTwitterWhatsApp