La historia del Tarot

El Tarot – una herramienta que no puede faltarte

El Tarot nos fascina a todos. Sus arcanos se despliegan ante nosotros, cargados del más rico simbolismo y llenos de mensajes para advertirnos acerca de nuestro presente y futuro. Si bien es común asociarlo a la cultura gitana, es muy cierto que, mucho antes de la llegada de estos a Europa, el Tarot ya existía y las personas se servían de él para practicar la adivinación. ¿Quieres saber de dónde proviene este oráculo tan popular utilizado para la adivinación? Sólo tienes que seguir leyendo.

¿Cómo se originó el Tarot?

  • El debate persiste – todos se disputan el origen del Tarot: fue en el norte de Italia y de Francia que se comenzó a gestar la baraja del Tarot propiamente dicha, lo que luego dio origen a la baraja del Tarot de Marsella y de Piamonte, los cuales tuvieron su origen en el siglo XVI. Mientras que Antoine Court de Gibelin, un teólogo francés, afirmaba que el Tarot en sí mismo tuvo su origen en Egipto, dicha teoría no es plenamente aceptada, ya que otra reza que el Tarot se originó gracias a un grupo de metafísicos que se reunieron, con el propósito de crear este oráculo, en la ciudad de Fez, en Marruecos, en el año 1.200 de nuestra era.

 

  • El Tarot y el gran diluvio universal: a su vez, otra teoría que llama mucho la atención por su osadía, es la de Aliette, una persona que se ganaba la vida fabricando pelucas y que afirmó que el Tarot fue creado por nada menos que siete sacerdotes, lo cual ocurrió exactamente ciento setenta y un años luego de la inundación conocida como Deluge, la cual fue la gran inundación que se documenta en la Biblia. Si bien esta teoría despierta una gran fascinación, en especial si la pensamos como el hecho de que un grupo de selectos sacerdotes transmitían sus secretos mejor guardados al mundo, la verdad es que la realidad de los dibujos de las primeras barajas de Tarot, tira abajo de forma indefectible a esta teoría.

 

  • El Tarot surge en tiempos medievales: sin embargo, las imágenes que se reflejan en los primeros juegos de Tarot representan a príncipes, princesas, castillos, caballeros armados y mujeres vestidas con túnicas, lo cual nos da una evidencia certera de que el Tarot propiamente dicho tuvo su origen en la Europa Medieval, mucho después de lo que este intrépido fabricante de pelucas nos ha intentado hacer creer.

El momento exacto de su aparición

  • Europa, siglo XV: lo cierto es que, después de muchas investigaciones y especulaciones, finalmente se ha establecido que las primeras cartas de Tarot datan del año 1442 y son originarias de Ferrara. A partir de ese momento, el interés por estas barajas, ya sea a nivel decorativo o funcional, es muy elevado y, por ello, se expandió, primero por toda Italia, luego a Francia y luego al resto del mundo.

 

  • La variedad del Tarot: existen amplias variedades de Tarot, las cuales abarcan un amplio abanico de opciones que oscilan entre barajas populares, baraja de B.O.T.A. y las que son más espirituales, tales como la de los ángeles o las hadas.

 

  • Cada tarotista transmite un mensaje en particular: si bien el propósito de adivinación es el mismo, difieren en la forma y la intensidad en la que el tarotista recibe y, por consiguiente, puede transmitir,  el mensaje.

FacebookTwitterWhatsApp