Cómo son los Acuario: cómo es el hombre y la mujer de Acuario

Acuario es sin duda alguna el signo más controversial del zodiaco. Su paso firme, su lengua afilada y su mente sagaz, hacen teclear hasta a su mejor amigo, así que te puedes imaginar lo que le depara a su enemigo. Son personas que tienen firmes ideales y hacia ellos se dirigen, más allá de sus intereses profesionales y amorosos. La amistad es es valor más importante de la vida para ellos, así que si en tu mente está seducirlo, ya sabes cuál es el punto de partida.

Cómo es el hombre de Acuario

Irreverente: no te sorprendas si lo escuchas decir algo que jamás saldría de tu boca. Lo que ocurre con el hombre de Acuario es que considera que está mal guardarse lo que uno piensa. Si te sientas un rato a su lado y te comparte sus anécdotas, no podrás creer las cosas que ha dicho en su vida… ¡Y a quién se las ha dicho!

Infiel: tiene un corazón demasiado explorador como para limitarse a una sola mujer. En determinados momentos, en especial cuando la creatividad se une al erotismo, puede llegar a desarrollar una libido imposible de saciar por una única mujer.

Decidido: sus convicciones son firmes y no lo harás cambiar de idea, incluso aunque su sonrisa te haga pensar lo contrario. Un hombre de Acuario es tan racional como idealista, así que sus concepciones están muy bien arraigadas.

Idealista: tiene ideales elevados y esperanzas que rayan en lo utópico, pero lo hermoso de su personalidad es que trabaja para generar el cambio que la humanidad está necesitando desde hace mucho tiempo.

Entusiasta: siempre hay una sonrisa en su rostro, un comentario positivo en sus labios y optimismo en su corazón.

Siempre en movimiento: es un hombre que no sabe estar quieto ni permanecer mucho tiempo en un mismo lugar. Tiene una naturaleza mutable y diseñada para progresar.

Aquí puedes seguir descubriendo cómo es el hombre Acuario e impregnarte con su esencia.

Cómo es la mujer de Acuario

Independiente: desde muy joven se las arregla para no necesitar de nadie. Su inteligencia le permite acceder a puestos de trabajo de forma prematura y su curiosidad insaciable la lleva a aprender nuevas destrezas y habilidades cada día.

Rebelde: le encanta detectar la prohibición para quebrarla. Es una mujer que va en contra de lo establecido. La autoridad no se lleva nada bien con ella.

Poco proclive al compromiso: prefiere las relaciones que guardan su distancia, en las que cada uno vive en su casa y esas que no necesitan ser etiquetadas ni requieren de presentaciones familiares.

Sincera: te dirá lo que siente y lo que piensa. Si te parece bien, ¡pues genial! Si no es así… qué lástima… pero no se retractará ni te consolará.

Sexy: su belleza es salvaje y creativa, ya que construye su imagen en base a romper con los cánones de moda para instalar un nuevo concepto en estética.

Creativa: es inventiva y creativa, tanto para el trabajo como para la vida cotidiana. Sin embargo, no se pierde en el laberinto de su imaginación, sino que aplica su creatividad en solucionar asuntos cotidianos.

Si te interesa seguir conociendo a la mujer Acuario, puedes hacerlo aquí mismo, ya que se trata de un sitio confiable y con la última información hallada acerca del tema.

Compatibilidad de Acuario en el amor

Los signos que compatibilizan con Acuario, aparte de su propio signo, son los siguientes:

Aries: es incluso más emprendedor y temerario que Acuario. Será quien lo impulse a ir tras sus sueños e ideales. Lo alejará de la quietud que amenaza con destruir todo posible progreso y cambio. La rutina no será una opción en esta intrépida pareja.

Géminis: los tan conocidos, y a veces temidos, cambios repentinos de Géminis serán el elixir de la felicidad para Acuario. Este signo comprende que nada permanece igual por mucho tiempo. Los cambios son tan necesarios como naturales para que la salud de las personas esté garantizada. Ambos son muy adeptos a desarrollar buenos vínculos de amistad, así que comprenden que el inicio de todo gran amor empieza siendo amigos.

Leo: tienen muchos puntos en común, muy especialmente el nivel intelectual que día a día conquistan. Son mentalmente inquietos y les gusta desafiar al otro para ver si se encuentra a su altura. Manejan información de toda clase, desde la más trivial a la más científica y filosófica. Sin embargo, la necesidad de control y el autoritarismo de Leo presentan un problema ante la rebeldía y la ingobernabilidad de Acuario. Si Leo se enamora de acuario, tendrá que adaptarse a sus tiempos y a su necesidad de ser libre y de olvidarse de dar explicaciones.

Libra: ambos son creativos, soñadores e idealistas, por lo que tienen un largo trecho por el cual transitar juntos. Existe una excelente sinergia entre estos signos, ya que creen en asuntos similares y, si no llegan a ser tan parecidos, cuentan con la apertura mental suficiente como para respetar y valorar las ideas de su amante. Las necesidades amorosas de Libra son fuertes, pero no tan demandantes como para agobiar a Acuario, dado que Libra también tiene una serie de intereses muy variados.

Sagitario: los unirá una elevada libido y Acuario sentirá despertar un erotismo único hasta entonces. Es muy difícil que entre ambos se genere infidelidad, ya que la tendencia de cada uno al cambio, a la variación y a dejarle espacio al otro, son más que suficientes para que lleguen a necesitarse. Es una pareja llena de sorpresas, alegría y energía, cuya única expectativa es disfrutar del día que la aguarda.

Cómo seducir a Acuario

Acuario es uno de los pocos signos a los que no les seduce un opuesto, sino un similar complementario. Por estar razón es que se llevan bien con los signos de aire (Géminis, Libra y Acuario), así como también con los de fuego (Aries, Leo y Sagitario). Sin embargo, con aquellos que tienden a la estabilidad, al sosiego y a la meditación, no atraen al espíritu incansable de Acuario.

Lo que seduce a este nativo son las personas inteligentes, con la agudeza mental suficiente como para responder tanto a una broma como a una provocación, con un sentido del humor multicolor y dispuesto a reírse de sí mismo.

Es un signo enamorado de la imperfección, ya que de eso justamente se trata la creatividad. Enamorarlo implica aceptar que es una persona que no nos brindará todo su tiempo, ya que sus intereses son variados y eclécticos, sino que nos regalará la frescura de su presencia… siempre y cuando tenga tiempo para hacerlo.

FacebookTwitterWhatsApp